Artículo bajo registro

Garea

Nunca fue de incendiario, de kamikaze, de sensacionalista. Era tan inteligente como sensato ejerciendo su profesión, y también un profesional, ese concepto tan poco extendido