Tribuna

Una receta para la integridad

Cuando las instituciones, las reglas y los incentivos están correctamente alineados, es más difícil que las personas actúen indebidamente. Alcanzar este resultado no es fácil. Pero no es imposible