Joe Biden junto a Kamala Harris en la Casa Blanca, el pasado enero, en Washington (EE UU).
Artículo bajo registro

La desolación centroamericana

Las soluciones concebidas por EE UU para reducir la violencia, la corrupción y la emigración en la región nunca tuvieron éxito, ni lo tendrán con el Gobierno de Biden si el progreso del territorio depende de la decencia de los poderes nacionales en la ejecución de los planes de desarrollo y la creación de empleo

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada