Seleccione:
EL PAÍS
Miembros de colectivos feministas reclaman la abolición de la prostitución en una manifestación, el pasado 28 de mayo en Madrid.
tribuna

Tiempo de abolicionismo

El discurso contrario a la prostitución ha sido históricamente el feminista, mientras que el regulacionista representa los intereses del neoliberalismo que aspira a colocar en el mercado no solo la sanidad o las pensiones, sino también el cuerpo de las mujeres

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada