Opinión

Ilusiones expropiadas

El dato de que tras la privatización de las limpiezas hospitalarias en Madrid, las concesionarias rebajaron el sueldo de los empleados al 50% arroja luz sobre una desvalorización de lo público, perpetrada entre intereses cruzados