Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid recupera la tasa de basuras para inmuebles no residenciales y de gran valor catastral

El nuevo tributo afectará a uno de cada cinco comercios, hoteles, oficinas y demás inmuebles de uso no residencial para recaudar 38 millones al año

Basuras en una calle de Madrid Ampliar foto
Basuras en una calle de Madrid.

El concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), ha anunciado esta mañana la implantación de una tasa de basuras (bautizada como tasa de residuos urbanos de actividades, TRUA) a partir del año que viene que se cobrará únicamente a los inmuebles de uso no residencial (comercios, oficinas, hoteles, gimnasios, etcétera) de mayor valor catastral. Afectará a 146.300 de estos inmuebles, o lo que es lo mismo, a uno de cada cinco en la ciudad, y permitirá recaudar 38 millones de euros al año, compensando así en parte la bajada del impuesto de bienes inmuebles generalizada en 2016.

Además, el gobierno municipal elevará los coeficientes de situación del Impuesto de Actividades Económicas para incrementar la recaudación en 6,1 millones de euros. Y sustituirá la bonificación del 95% para obras de especial interés o utilidad municipal en el Impuesto de Construcciones, aprobada el pasado mes de abril, por otra exención en un porcentaje idéntico a los 45.000 euros de coste real de la obra. Con este cambio espera incrementar la recaudación en 13 millones de euros.

Estos 57,1 millones de euros de incremento total de la recaudación permitirán compensar parcialmente la rebaja del IBI en un 7% para las viviendas e inmuebles de uso no residencial de la ciudad que previsiblemente se aplicará a partir del año que viene tras su aprobación en el pasado pleno municipal. Sánchez Mato perdió entonces una votación ante el Partido Socialista, Partido Popular y Ciudadanos, puesto que su intención era eximir de esa rebaja a los inmuebles de uso no residencial de mayor valor catastral, a los que quería elevar el tributo.

El pleno aprobó que, para estos casos, la rebaja no sea del 7% sino del 2%. En total, esa bajada de impuestos tendrá un impacto de 46 millones de euros en la recaudación fiscal municipal. En cuanto al recibo medio de IBI de las viviendas, se abaratará unos 25 euros. El presupuesto municipal asciende este año a 4.388 millones de euros (la cifra de ingresos y gastos es la misma), de los que 1.279 provienen del IBI; es la principal fuente de recaudación municipal.

La anterior alcaldesa, Ana Botella (Partido Popular), anunció la eliminación de la tasa de basuras en primavera de 2014, cuando aún aspiraba a ser la candidata de su formación en las elecciones municipales del pasado mes de mayo. Esta tasa se aplicaba a todas las viviendas e inmuebles no residenciales de la ciudad, y suponía una recaudación de 130 millones anuales para el Ayuntamiento, con un recibo medio para los ciudadanos de 48 euros. La tasa la instauró el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón (PP) en 2009, cuando Botella era concejal de Medio Ambiente. Se ha dejado de pagar por primera vez este año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram