Esclavas

Una buena parte de las prostitutas de nuestro país son mujeres secuestradas, violadas y apresadas por mafiosos brutales que las aterrorizan con palizas y con amenazas a sus familias