Artículo bajo registro

Málaga no es Dubái

Para una ciudad en la que muchos pequeños y medianos negocios hoteleros que viven de la clase media están condenados al cierre, la construcción de un hotel de lujo se concibe como la tabla de salvación