opinión

Es nacionalismo, estúpido

La exhibición de fuerza hecha en Perpiñán tiene que ver con la próxima cita electoral en Cataluña, en la cual el objetivo último de Puigdemont es derrotar las reticencias de una parte del PDeCAT y superar a ERC