Fotos

Violadas, acuchilladas y olvidadas

Desde 2007, MSF ha atendido a 27.993 víctimas de violencia sexual e intrafamiliar en Papúa Nueva Guinea en sus dos centros en la capital, Port Moresby, y en Tari (una zona rural). El 94% eran mujeres. Casi todas, el 97% tuvieron que ser tratadas por heridas físicas provocadas por sus parejas, otros familiares o por agresores sexuales. “Dos tercios habían sido atacadas con armas, desde palos hasta cuchillos”, especifica el informe 'Volver con su maltratador' de la ONG