Vista de la cabina de un avión.
Columna

En la terminal

Les requisamos las tijeras de manicura, el frasco de perfume, con frecuencia la sonrisa. Cuando ya son de vidrio, dejamos que se acomoden en el avión con la mascarilla puesta, el cinturón de seguridad abrochado y el asiento en posición vertical

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada