Evitar los factores de riesgo, llevar una vida cardiosaludable y, si se necesita, cumplir con la medicación prescrita son las tres reglas de oro para conservar (o recuperar) la salud de las arterias.
ESPECIAL PUBLICIDAD

La prevención cardiovascular es el mejor seguro de salud

El c-LDL, el conocido como ‘colesterol malo’, es el principal factor de riesgo cardiovascular modificable. Basta con proponérselo en serio. Según la OMS, el 80% de los infartos, ictus y otros eventos podría evitarse controlando este y otros factores como la hipertensión arterial o el sedentarismo

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada