Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe de Intervención del Estado sostiene que la funeraria se vendió por un valor inferior al real

Un informe elaborado por la Intervención General del Estado a petición del juez que instruye el caso de la funeraria, José Luis Quesada Varea, desbarata uno de los argumentos que usó el Gobiermo munipal para la privatización: que la empresa estaba en quiebra cuando se vendió en diciembre de 1992 el 49% de la misma por apenas 200 millones de pesetas. El informe de Intervención General sostiene que la funeraria, en el momento de su adjudicación valía 1.791 millones. El equipo de Gobierno, frente al criterio de su propio interventor, consideró que tenía un valor negativo de 105 millones.

El consejero de Sanidad niega que influyera en la venta de la funeraria

El consejero de Sanidad de Madrid, José Ignacio Echániz (PP), testificó ayer ante el juez que instruye el caso Funeraria. Proclamó que fue un asesor mudo en las reuniones que condujeron a la venta del 49% de la funeraria, a las que asistió en calidad de secretario de quien era su jefe, el edil Simón Viñals. Echániz aclaró que fue designado por el PP para que ocupara un puesto de consejero en nombre de Funespaña. Reiterada su inocencia, evitó a los periodistas.