LECTURA

El libro como acceso al mundo

Stefan Zweig fue un adicto a la lectura que dejó constancia de su erudición y su amor por la palabra escrita en sus reseñas de prensa y en los prólogos que firmó para las obras de otros autores. Los textos recogidos en ‘Encuentros con libros’, que ahora publica Acantilado, recuerdan su relación pasional con la literatura. Ofrecemos un adelanto

Tribuna

Petrópolis

El suicidio de Stefan Zweig en Brasil (1942) conecta con la muerte previa de los valores ilustrados en los primeros años del siglo pasado. La llegada de Bolsonaro es otro suicidio de la razón y del humanismo