REVISTA SÁBADO

Murdoch mete en el juego al hijo pródigo

A sus 83 años, el magnate recoloca las fichas sobre la mesa de su sucesión. Y en lo alto del organigrama reaparece Lachlan, el primogénito, que fue su favorito hasta que decidió volar solo y fracasó Su ausencia le libró del escándalo de las escuchas, que sí salpicó a su hermano James. Uno de ellos está llamado a pilotar el imperio mediático. O los dos