El exjefe de Comunicación de Cameron, culpable por el caso ‘News of the World’

El jurado absuelve a Rebekah Brooks, la exdirectora del tabloide dominical El primer ministro británico pide disculpas por haber contratado a Coulson

Coulson y Brooks en octubre del año pasado.Foto: reuters_live | Vídeo: Reuters Live! / AFP

El exdirector de comunicaciones de Downing Street Andy Coulson fue declarado este martes culpable de las escuchas ilegales practicadas de forma sistemática por el tabloide News of the World, en una sentencia que exoneró a su antecesora en la dirección del dominical, Rebekah Brooks. Tres años después de que el escándalo de los pinchazos provocara un terremoto político y mediático en el Reino Unido y el cierre de la centenaria cabecera, el propio primer ministro, David Cameron, se ha visto forzado a disculparse por haber contratado como principal asesor a uno de sus responsables cuando la sospecha ya se cernía sobre él.

Más información
Detenido el exportavoz de Cameron por el escándalo del ‘News of the World’
Los dos principales acusados de las escuchas ilegales eran amantes
Las claves del escándalo de las escuchas telefónicas

“Lamento profundamente haberle dado una segunda oportunidad en lo que ha resultado una mala decisión”, declaró el jefe del Gobierno sobre el fichaje de Coulson en 2007, el mismo año en que éste había dimitido de la dirección del tabloide del grupo Murdoch tras la condena a prisión de uno de sus periodistas y de un investigador privado por intervenir el buzón de voz del príncipe Guillermo, nieto de la reina de Inglaterra. Cameron, entonces jefe de la oposición, le renovó en el puesto una vez los conservadores llegaron al poder tres años después. Sólo la inminente imputación de Coulson por instigar el pinchazo de los teléfonos de figuras relevantes de la vida pública se tradujo en su renuncia en 2011.

La reacción del primer ministro revela hasta qué punto el escándalo ha sacudido a la clase política británica, cuyos principales dirigentes —tanto conservadores como laboristas— mantuvieron unas relaciones muy estrechas con Rupert Murdoch, y con su mano derecha en el Reino Unido, Brooks, hasta que la reacción adversa de la opinión pública aconsejó el distanciamiento. Murdoch será entrevistado en breve como sospechoso por Scotland Yard, según revela The Guardian.

Andy Coulson y Rebekah Brooks, en una imagen de archivo.
Andy Coulson y Rebekah Brooks, en una imagen de archivo.LEON NEAL (AFP)

Desde que la prensa informara hace tres años sobre el pinchazo al buzón telefónico de Milly Dowler, una niña de 13 años secuestrada y violada en 2002, la reactivación de las investigaciones policiales han dado cuenta de más de un millar de víctimas de esa práctica ilegal que apuntaba a políticos, famosos diversos e incluso periodistas de medios rivales. Las conclusiones de una comisión investigadora independiente, promovida por el Gobierno y presidida por el juez Brian Leveson, aconsejaron una autorregulación de los medios que sigue dividiendo al sector.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El desenlace del juicio que ha sentado a siete acusados en el banquillo fue ayer radicalmente opuesto para Coulson y Brooks, amantes al menos desde 1998 y hasta 2004, como desveló el fiscal durante la vista, lo que a su entender sugiere “que confiaban mucho el uno en el otro” en la época de las escuchas probadas por la policía. El primero afronta una pena máxima de dos años de cárcel, a la espera de la decisión todavía no emitida por el jurado sobre otros dos cargos relacionados con el soborno de funcionarios, mientras la segunda consiguió salir indemne de las mismas acusaciones, al igual que su marido —Charlie Brooks— y el antiguo jefe de seguridad Mark Hann, ambos exonerados de complicidad en la ocultación de pruebas.

En la jornada número 138 y última del proceso, Brooks, muy emocionada, tuvo que ser asistida por una funcionaria del juzgado cuando los miembros del jurado pronunciaron —con el voto de la mayoría, no necesariamente unánime— su veredicto. Coulson, también de 46 años, se mantuvo impasible, al confirmar su definitiva caída en desgracia, en contraste con las declaraciones de inocencia de su antigua amante y de otros cuatro imputados que en su día engrosaron la plantilla del News of the World (el séptimo acusado, Clive Goodman, corresponsal para temas de la realeza, todavía está pendiente de sentencia).

Tras su paso por los tabloides Daily Mirror y Daily Mail, la experiencia laboral de Andy Coulson en The Sun sirvió de catapulta hacia la subdirección del News of the World y, ganada la confianza de Murdoch, en su jefatura principal. A lo largo de aquel periodo (2003-2007) quien se declaraba como gran defensor del trabajo de investigación de la prensa británica consiguió muchas exclusivas que, ahora se sabe, fueron producto de los pinchazos. Cuando la sombra de la duda empezó a proyectarse sobre Coulson, Cameron se avino a rescatarlo. El porqué lo mantuvo a su lado al recalar en Downing Street es un interrogante que la disculpa de ayer no ha conseguido responder.

Cronología del escándalo

Agencias

Diciembre de 2005. El Palacio de Buckingham contacta con Scotland Yard a raíz de una historia del News of the World sobre una lesión en la rodilla del príncipe Guillermo

26 de enero de 2007. El corresponsal de la casa real de News of the World, Clive Goodman, es sentenciado a cuatro meses de cárcel tras declararse culpable de interceptar mensajes del buzón de voz de empleados de la Casa Real. El director del tabloide, Andy Coulson, dimite. Alega que desconocía los pinchazos y que es un incidente aislado. Cuatro meses después, David Cameron, entonces en la oposición, contrata a Coulson como asesor de comunicación.

21 de julio de 2009. The Guardian asegura que periodistas del tabloide contrataron a detectives privados para acceder al buzón de voz de "dos o tres mil" teléfonos.

Febrero de 2010. Una comisión parlamentaria acusa al diario de "amnesia colectiva" y concluye que era "inconcebible" que sus ejecutivos no supieran lo que estaba pasando.

Septiembre de 2010. El New York Times cita a un exempleado del tabloide que asegura que el pirateo era "endémico" y que Coulson lo solicitaba personalmente.

Enero de 2011. El 5, el NoW suspende a un alto cargo de la redacción. El 21, Coulson dimite como director de comunicación del primer ministro David Cameron. La Policía reabre la investigación cinco días después.

5 de Abril de 2011. La Policía detiene a un redactor jefe y a un antiguo editor del tabloide. Tres días después, la empresa propietaria, News International asegura que ha contactado con "algunos litigantes" y que impulsara un fondo de compensación para tratar "reclamos justificables".

Junio de 2011. The Guardian revela más víctimas del pirateo telefónico. La actriz Sienna Miller y el presentador Andy Gray reciben miles de libras en indemnizaciones por parte de NoW

4 de julio de 2011. El diario Guardian asegura que el tabloide accedió al buzón de voz de la alumna asesinada Milly Downler. El hecho de que varios mensajes fueran eliminados, llevo a la familia a suponer que seguía viva, apunta el diario. Tres días después, News Corp anuncia que clausurará el tabloide. La edición del 10 de julio es la última.

8 de julio de 2011. Detienen a Andy Coulson bajo sospecha de interceptar comunicaciones. El excorresponsal de la realeza es detenido y acusado de hacer pagos ilegales a la Policía.

13 de julio de 2011. News Corp retira su oferta de compra de la plataforma digital BSkyB. Un día después el FBI anuncia la apertura de una investigación sobre supuestos pinchazos a víctimas del atentado islamista del 11 de septiembre de 2001

15 de julio de 2011. Rebekah Brooks, que fue directora del tabloide (2000-2006), dimite de su puesto ejecutivo en News International. Su predecesor, Les Hinton, renuncia a su puesto en el Dow Jones.

17 de julio de 2011. Detienen a Brooks. Un alto cargo de la Policía Metropolitana, Sir Paul Stephenson, dimite tras las críticas por haber contratado a Neil Wallis, un exejecutivo de News International, y mediado en la contratación de la hija de este.

14 de noviembre de 2011. Arranca la investigación de una comisión investigadora independiente, presidida por el juez Leveson.

15 de mayo de 2012. Imputan a Brooks por supuestamente interferir en la investigación policial.

27 de octubre de 2013. Empieza el juicio a Brooks, Coulson y otras seis personas por su papel en los pinchazos telefónicos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS