Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boris Johnson acusa a la UE de seguir los pasos de Hitler y Napoleón

El exalcalde de Londres y figura destacada de la campaña por el 'Brexit' pide a los británicos que se conviertan en "los héroes de Europa" el 23-J

Boris Johnson, en un acto a favor de la salida de Reino Unido de la UE.

Boris Johnson, exalcalde de Londres convertido en la cara más visible de la campaña en favor del Brexit, ha acusado este domingo a la Unión Europea de seguir los pasos de Adolf Hitler y de Napoleón Bonaparte en su intento de crear un superestado paneuropeo. Las declaraciones de Johnson al Telegraph –cabecera para la que trabajó como corresponsal en Bruselas y en la que escribe una columna semanal- han levantado un gran revuelo en Reino Unido a poco más de un mes del referéndum en el que los británicos deberán votar sobre la permanencia de su país en la UE.

"Napoleón, Hitler y otros lo intentaron antes y tuvieron un final trágico. Ahora, la UE trata de hacer lo mismo por otros métodos”, opina el político conservador. “Pero, fundamentalmente, lo que falla es el eterno problema: que no hay lealtad subyacente a la idea de Europa. No hay ninguna autoridad única a la que se respete o se entienda y esto está causando un vacío democrático", añade.

En la entrevista, Johnson explica que los últimos 2.000 años de la historia europea han estado dominados por intentos fracasados de unificar el continente bajo un Gobierno único con la idea de recrear la “edad dorada” del Imperio Romano. Quien fue alcalde de Londres hasta hace ocho días se muestra seguro de que Winston Churchill —primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial sobre el que Johnson ha escrito una biografía— votaría a favor del Brexit, y expresa su voluntad de que los británicos sean "de nuevo, los héroes de Europa". Además, sostiene que las tensiones internas en la UE han potenciado el dominio de Alemania sobre el resto de Estados miembros, "tomando el poder" sobre la economía italiana y "destrozando" Grecia. "El euro se ha convertido en un medio por el cual Alemania es capaz de extender su ventaja frente al resto de la eurozona", añade.

El portavoz de Exteriores en la oposición, el laborista Hilary Benn, ha calificado las declaraciones de Johnson de “ofensivas y disparatadas”. “La campaña por abandonar la UE ha perdido el debate económico y ahora está perdiendo el norte moral”, ha dicho Benn.

La exministra laborista y miembro de la campaña por la permanencia Yvette Cooper, por su parte, ha acusado a Johnson de “juego sucio”. “Una semana ataca al presidente Obama [tras mostrar su apoyo en Londres a la permanencia]. Ahora intenta vincular la institución que ha mantenido la paz en nuestro continente durante décadas con Hitler, que protagonizó el genocidio de millones de personas inocentes. Todo porque busca desesperadamente titulares para una campaña desesperada”, ha dicho Cooper.

Boris Johnson es –junto con los ministros de Economía, George Osborne, y de Interior, Theresa May- uno de los tres candidatos oficiosos a suceder a Cameron, que anunció que no se presentará a la reelección en 2020. El exalcalde, amigo de juventud del primer ministro, con quien coincidió en las elitistas aulas de Eton y después en Oxford, decidió apostar por el Brexit ante el referéndum del 23 de junio, según él mismo admitió, después de meditar mucho su decisión. Muchos han querido ver detrás de esta una estrategia para lograr su objetivo de ocupar el número 10 de Downing Street.

A apenas 40 días de la crucial consulta, la campaña ha alcanzado un tono inusualmente bronco y ha causado una verdadera guerra interna en las filas del gobernante Partido Conservador. Esta semana, 28 millones de hogares recibirán folletos en sus casas pidiendo que se registren para votar, en la campaña de información de estas características más masiva que se ha realizado nunca en Reino Unido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información