Votaciones en un centro cultural de Madrid, el pasado 4 de mayo.
Columna

Electoralista

Anoche me visitó un funcionario de la Junta Electoral Central para comunicarme, como el ángel del Señor que anunció a María, una buena nueva: en las elecciones votaremos a nuestros partidos preferidos sin esa empatía total que haría del voto salto de fe

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada