Artículo bajo registro

Polarizar es fácil

Las trincheras son tan nítidas que basta armarse con un par de frases de argumentario, una cámara y tres tuits para sentir el calorcito de que los tuyos te aplaudan y la certeza del triunfo en el tropel que te insulta