Boris Johnson, tras anunciar su renuncia como líder conservador, el pasado 7 de julio en Downing Street.
Tribuna

Cuando se vaya Boris...

La tragedia de Johnson es que no tenía ni idea de qué hacer con el Brexit, como tampoco lo sabe ninguno de los conservadores que aspiran a sustituirle, ni el líder laborista de la oposición. No es mal momento para sembrar la semilla de una reversión

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada