Seleccione:
EL PAÍS
Juan Carlos I subía el lunes al avión que lo trasladó de vuelta a Abu Dabi desde Madrid tras su visita a España.
Tribuna

¿De qué?

Una cosa es acabar como impune y otra ser de veras inocente. Juan Carlos I juega de modo interesado a ese equívoco. La exhibición de decisionismo en su visita prueba que no le importa la grave erosión institucional que está causando

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada