Detalle de unas manos enjuagando vasos en un fregadero.
columna

Increíble

Mientras las manos trabajan y la mente imagina, el estómago hace la digestión, el hígado y el páncreas producen sus jugos, los pulmones se inflan y se desinflan, el corazón se agita, la lengua habla, los ojos ven, los pies andan...

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada