Mario Vargas Llosa (a la izquierda) y Fernando Savater.
Columna

Soñé con escritores

Estuve con Savater en el Derby. Él era el caballo; yo, el jinete. Íbamos los últimos. Nos perdimos en el bosque. El camino de salida nos llevó a Las Ventas. En el centro del ruedo un toro empitonó a Savater. Le dije: “Esto te pasa por taurófilo.” Él se partía de risa

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada