Seleccione:
EL PAÍS
"en este plato que tengo delante en la mesa hay átomos que pudieron pertenecer a Sócrates, a Luis XIV o a Jack el Destripador, a toda clase de héroes, santos y asesinos de la historia"
Columna

Inmortales

La materia de la que forma parte nuestro cuerpo no es sino un hervido de átomos y partículas en continua evolución que constituyen el río de Heráclito, una corriente eterna siempre en evolución en el que todos somos náufragos y supervivientes

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada