Artículo bajo registro

Dos preguntas

Increíble: empezamos a acostumbrarnos a un vicepresidente que socava a diario la confianza en la democracia