Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia del bailarín Antonio amenaza con vender su legado al mejor postor

El deseo de Antonio Ruiz, Antonio el Bailarín, siempre fue que su estudio de baile y sus pertenencias se convirtieran en un museo de la danza. En ese sentido se iniciaron conversaciones con el Ministerio de Cultura en vida de este artista, muerto hace dos años. Sus herederos se han dirigido a la Comunidad y al ministerio para que alguna administración se haga cargo del legado de Antonio: un local de 1.500 metros cuadrados con todo tipo de recuerdos de gran valor. Pero dicen que no hay interés por parte de las administraciones y amenazan con venderlo al mejor postor.