TRIBUNALES

El Supremo anula el cese de Antonio como director del Ballet Nacional de España

La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha anulado la orden de María de Ávila, directora del Ballet Nacional de España, por la que el bailarín Antonio fue destituido como director artístico del citado ballet el 9 de mayo de 1983. La sentencia hecha pública ayer, declaraba el derecho del artista a continuar en su cargo hasta finalizar su contrato, el 31 de julio del mismo año.Como los derechos del bailarín no pueden ser restituidos con la reposición en el puesto que ocupaba, Antonio deberá ser indemnizado por los casi tres meses.de trabajo que faltaban hasta concluir el período de vigencia del contrato.

El cese de Antonio se produjo sin que éste fuera oído y pudiera defenderse, y además sólo se alegaba "faltas de disciplina", sin especificar. El Supremo considera que así, "la Administración colocó en una indudable situación de indefensión jurídica a Antonio". La sentencia agrega que la rescisión del contrato debió motivarse, explicando los hechos y las razones jurídicas.

La orden de destitución hacía referencia a "reiteradas faltas de disciplina con la directora del Ballet Nacional de España, doña María de Ávila", pero no se explicaba cuáles eran esas faltas, ni la base jurídica que respaldaba el cese. Añade la sentencia, que el acuerdo de cese no recogía como fundamento el informe del gerente del organismo Teatros Nacionales y Festivales de España que destacaba la tensión existente entre Antonio y María de Ávila, y que el primero había roto la tablilla -medio de comunicacíón del trabajo del Ballet- firmada por la última.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS