Dos trabajadoras del Zoo de Barcelona dan de comer a los delfines.

En defensa del zoo de Barcelona

Imponer la interpretación animalista a un jardín zoológico, aparte de estar basada en argumentos esgrimidos por personajes que merecen incluirse en el intrusismo, implica consagrar un tipo de fundamentalismo con el que no comulga una parte de los barceloneses

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada