Seleccione:
EL PAÍS
El jefe Fred con las banderas de su región.

El pueblo más feliz

En 1940 desembarcó en la isla de Tanna, en el archipiélago de Vanuatu, en el océano Pacífico, un soldado norteamericano. Se llamaba John. Los habitantes de este paradisiaco y remoto lugar le eligieron como su dios. Todavía esperan su regreso. Ésta es la increíble historia de un pueblo encallado en el tiempo

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada