Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

Walter Lini: "Hemos declarado Vanuatu país desnuclearizado"

La fama de Walter Lini, actual primer ministro de Vanuatu, como hombre duro no terminó con la negociación por la independencia de su país. Aún hoy su nombre levanta recelos en las potencias de la región. Vanuatu es una punta de lanza en defensa de los independentistas canacos de Nueva Caledonia, y su Gobierno se ha negado a firmar el Tratado de Desnuclearización del Pacífico Sur por considerarlo blando y favorable a la política nuclear de las potencias.

Pregunta. ¿Qué ha cambiado en Vanuatu a raíz de la independencia?Respuesta. Han cambiado muchas cosas. Ha habido cambios en la actitud de la gente. Ahora la gente vive su propia dignidad y a todos los niveles tiene el propósito de participar plenamente en el desarrollo de Vanuatu como nación. Ha habido cambios en el Gobierno, que ha podido establecer consejos de gobierno local. Ha habido cambios también en el terreno de la educación: ahora podemos enviar numerosos estudiantes a las universidades de Papua Nueva Guinea y Fiji y a otras instituciones de Nueva Zelanda, Australia y Europa. Esto no era posible en 1980; en este campo se ha hecho más en cinco años que en 70.

Democracia melanesia

P. ¿Cuáles son los tres problemas principales de Vanuatu?R. El primero es ser más autosuficientes y aumentar nuestra población, el segundo es conseguir gente cualificada y con experiencia para dirigir los servicios del Gobierno, y el tercero es que algunos países nos dejen tranquilos. Algunos países tienen una actitud paternalista.

P. ¿Qué países en concreto? ¿Australia, las antiguas potencias coloniales?

R. Sí, Australia, Nueva Zelanda, Francia, Reino Unido... Creemos que no deberían mirarnos así. Creemos que debemos discrepar en ocasiones, cuando ellos esperan que siempre estemos de acuerdo con ellos. No puedo ser más específico. Algunos países tienen los medios de dominar, y los pequeños no tenemos otra opción que considerar cómo seguir siendo independientes a toda costa.

P. Recientemente usted se ha referido a la democracia melanesia como opuesta a la democracia occidental. ¿Qué entiende usted por democracia melanesia?

R. La democracia melanesia consiste en decidir básicamente por consenso, después de una discusión larga, sabiendo que la decisión no sólo es aceptada por la mayoría, sino por toda la sociedad. Nuestro concepto de democracia es que una decisión no debe adoptarse únicamente basándose en una posición política, sino con el conocimiento de cada persona y grupo en la sociedad y en las distintas islas. Creemos que la democracia occidental está basada en la existencia de un gran número de personas en la sociedad. Un político occidental tomará una decisión asumiendo lo que otros piensan y quieren. La democracia occidental se basa en unos pocos representantes. Creemos que debemos continuar alentando la democracia melanesia, la unidad familiar de cada pueblo y clan, para trabajar a través de estas estructuras, a fin de conocer los puntos de vista y deseos de todos, y no sólo de personas electas.

P. Hace pocos meses usted se ha negado a firmar el Tratado de Desnuclearización del Pacífico Sur, aprobado por el Foro del Pacífico Sur. ¿Por qué?

R. No lo hemos firmado porque el tratado debería englobar todo el Pacífico, no sólo el Pacífico Sur. El tratado no es comprensivo. Algunos de nuestros Gobiernos vecinos no son serios al respecto. Nosotros hemos declarado Vanuatu país desnuclearizado; otros países no lo han hecho. Por ello estamos en un nivel distinto. Intentan utilizarnos, pero no son realmente serios ni honestos. Si firmáramos el tratado no tendría repercusión alguna en la región. Creemos que todos los países de la región deberían primero declararse zona no nuclear y entonces tendríamos la región entera no nuclear. De esta forma las superpotencias se lo tomarían más en serio.

Acceso a buques soviéticos

P. ¿Van a conceder a los pesqueros soviéticos acceso a las aguas y puertos vanautuanos?R. En este momento estamos considerando seriamente la oferta realizada por la Unión Soviética a todos los países del Foro del Pacífico Sur. La propuesta consiste en pescar en nuestra zona económica de 200 millas y en permitir el uso de los puertos a los pesqueros para aprovisionarse de agua y fuel.

P. Simultáneamente, usted acaba de recibir a dos diplomáticos estadounidenses. ¿No está flirteando simultáneamente con las dos superpotencias?

R. Los representantes norteamericanos vinieron porque EE UU considera que en los últimos 30 o 40 años no ha hecho Casi nada en el Pacífico Sur. Lo que hicieron en la II Guerra Mundial está quedando sin efecto. Quizá un mayor diálogo con los Gobiernos de la región permitiría un mejor entendimiento. Nuestra posición es dejar a soviéticos y norteamericanos hasta el final para establecer relaciones diplomáticas. Somos un país no alineado. Si establecemos relaciones con la URSS, también lo haremos con EE UU, y viceversa. Y creo que mientras los soviéticos aceptan esta posición, los norteamericanos no la aceptan. Washington piensa que debe tener preferencia por ser Vanuatu un país de habla inglesa y porque nuestra historia colonial se relaciona con aliados norteamericanos y no soviéticos.

P. ¿No tiene usted miedo de que EE UU le acuse de comunista?

R. No me da miedo alguno. Nuestra gente sabe lo que somos, y esto es más importante que el punto de vista norteamericano. Nuestro Gobierno no depende del punto de vista norteamericano, sino de los votos de nuestro pueblo. Además, el comunismo es un concepto extraño en Vanuatu. Utilizan la palabra comunismo para espantar a la gente.

La primera parte de esta serie se publícó el pasado 8 de enero en la página 6.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de enero de 1986