Dar pedales ayuda a conseguir un buen nivel de serotonina (hormonas que genera la sensación de felicidad) y dopamina (las que producen sensación de placer): consiguen que el cerebro se ponga en acción.
ESPECIAL PUBLICIDAD

Las bicicletas son para el futuro (pero mejor usarlas hoy)

No solo mantiene activo el sistema cardiovascular, también vigila el bolsillo: a quien se mueve en bicicleta se le olvida mirar los precios del carburante. Lo tiene todo para ser, desde ya, el vehículo del mañana para el día a día: evita atascos, no contamina y respeta el entorno. La movilidad sostenible pasa por los pedales, y en Decathlon la fomentan con modelos eficientes

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada