Artículo bajo registro

Aniversario

Los inefables dialogantes se felicitan de que la tribu etarra haya renunciado (sin condenarla) a la violencia y ahora esté en la vía política. ¿No era eso lo que queríamos?