Una imagen de los miembros del nuevo govern de Pere Aragonès tras la incorporación de los nuevos consejeros.

El imán

ERC quiere ser la fuerza central y hegemónica del nacionalismo catalán y por ello su nueva propuesta de gobierno ha funcionado como un imán en sectores de clase dirigente difusa y procedencia diversa

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada