Askal Barki, de 80 años, el pasado 26 de mayo en Awuso, un poblado a 40 kilómetros al sur de la capital de Tigray. Asegura que no ha comido desde hace siete días debido a la dramática situación de la falta de comida y corte de suministros de ayuda humanitaria. Ya no le quedan fuerzas para salir a la calle a mendigar.
Etiopía

La artillería silenciosa del hambre en Tigray

Ximena Borrazás / Edgar Gutiérrez|Tigray (Etiopía)|

El norte de Etiopía aún sufre los efectos de la guerra de 2020, hoy en pausa. Más de 800.000 mujeres y niños necesitarán ayuda para poder comer este año, pero grandes organizaciones humanitarias han detenido el envío de alimentos por sospechas de robo

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada