Artículo bajo registro

Sálvese quien pueda

Es tan abusivo colocarse el primero cuando deberías estar trabajando para velar por la salud de aquellos que confiaron en ti para mejorar sus vidas, que es inevitable sentir una vergüenza delegada