MORBUS NAUTICUS

No son las palabras

No me fío del discurso de nadie. Son los actos los que hacen al hombre

El pulso

Sin tiempo para morir

Cuando nos dicen que una persona mayor ha muerto sola, imaginamos años de amargura antes de llegar al final

MORBUS NAUTICUS

Bendito castigo

La tendencia del ser humano a poner etiquetas a diestro y siniestro es nefasta

CRÍTICA / LIBROS

Un puente a la poesía

La de Mar García Lozano es otra manera de acercarse a la biografía del prójimo. Una manera prudente, generosa y poética

EL PULSO

Un golpe de habas

A veces sueño con un mundo en el que en los bares y discotecas se sirvieran saquitos de semillas de mirto, glicinia o romero

MORBUS NAUTICUS

Mis trapos sucios

Intento ser ordenada o parecerlo. Pero es que mi casa no tiene apenas armarios ni casi mesas

EL PULSO

La hermandad del refugio

Qué razón tenía Flaubert al escribir su ‘Estupidiario’, en el que recopiló muchas de las imbecilidades que soltamos la mayoría de los seres humanos

MORBUS NAUTICUS

Cálculos

Si un pijama me dura unos diez años, hasta que me muera, siendo previsores necesitaría otros cuatro o cinco

MORBUS NAUTICUS

Soledad

La soledad del que no lee es aún más grande. O quizá sea mayor la del que lee

El pulso

Iatrofobia

La nuestra es una sociedad obsesionada por la salud que tiene fobia a las batas blancas

MORBUS NAUTICUS

El miserable

A medida que nos alejamos del mundo rural y de los oficios vamos perdiendo los nombres

MORBUS NAUTICUS

Otro momento estelar

Tolstói es un genio capaz de hacer que un rayo de esperanza brille en el más atroz de los escenarios

morbus Nauticus

Los ricos de espíritu

Tal vez, en lugar de gruñir, debería bajar a la calle y besar a cada uno de los vándalos que destrozan hasta el aire que respiro

MORBUS NAUTICUS

Corazón azul

He preguntado a unas cuantas mujeres por qué se casaron. Las hay que no saben qué decir. Porque me besó, contestó una

MORBUS NAUTICUS

Ay, Manete

Era una de las personas más increíbles que he conocido. Con una memoria prodigiosa y una inteligencia natural que no llegó a aplicar en carrera universitaria alguna

MORBUS NAUTICUS

Se vende seriedad

Ni Kafka ni Walser ni Goethe vivieron una época fácil. Pero nunca renunciaron a la risa

MORBUS NAUTICUS

Patas arriba

He decidido reciclarme la cabeza, poniéndola manga por hombro

MORBUS NAUTICUS

Crimen y castigo

Como cuentan que dijo Billy Wilder, ninguna buena acción queda impune

morbus nauticus

Chocolate amargo

El mundo está sometido a una fluctuación constante. Lo sé. Y el aspecto de nuestras ciudades cambia cada día

'Morbus nauticus'

Izquierda y derecha

En una esquina, unos empresarios han convertido unos viejos cines en un gran gimnasio

morbus nauticus

El miedo a perder

William James dijo que temor a la pobreza que prevalece entre las clases cultas es la enfermedad moral más grave que padece nuestra civilización

'Morbus Nauticus'

Un monumento glorioso

“Escribo mejor que todos vosotros juntos”. Era verdad. Y todos nos echamos a reír

'morbus nauticus'

Un extraño en la cocina

Lo que algunos consideran normal a otros nos resulta un fenómeno paranormal.

'morbus nauticus'

Padres e hijos

La igualdad no se consigue con nuevas injusticias, sino que se alcanza con esfuerzo, coraje y buena voluntad

Morbus Nauticus

Mano de santo

Voy a injertarme varias nacionalidades. Un popurrí de razas y ascendencias. La más increíble mezcolanza

'Morbus Nauticus'

Al borde del naufragio

En estos últimos tiempos cuántas veces oímos decir que el suelo se resquebraja bajo nuestros pies. Sin embargo, la sima ha estado siempre ahí, con las fauces de par en par

morbus nauticus

Tierna admiración

Zahorí del amor, mi suegra sabe elegir como nadie en esta faceta de la vida que tantos afrontan como si se tratara de un juego de azar