Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Serrat

Mantenerse durante medio siglo como una gloria nacional y no haber parecido nunca un imbécil es una buena definición de grandeza