Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suquía rogó por los políticos en su adiós

Unas 6.000 personas despidieron ayer al cardenal arzobispo de Madrid Ángel Suquía, de 75 años, en una Eucaristía celebrada en la explanada de la catedral de la Almudena, cuya construcción se culminó durante su mandato de 11 años. En el acto, el arzobispo saliente se mostró contento por "haber conservado la grey [feligresía]", y pidió oraciones y apoyo para los políticos "porque son los administradores de algo tan serio como el bien común".