Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Station House Opera sorprende el primer día con un ingenioso montaje

Si el primer día del Festival de Teatro de Sitges tiene que servir para establecer la tónica de lo que ha de ser la programación, lo que está claro es que la búsqueda de las últimas tendencias nos llevará tanto por el terreno de las curiosidades como de los experimentos. De hermosísimo experimento hay que calificar el trabajo de Mal Pelo, Atrás los ojos, mientras que a Roadmetal sweetbread, de los británicos Station House Opera, hay que definirlo como estupenda curiosidad, una especie de Georges Méliès al revés, con casi un siglo de distancia. L'enfonsament del Titànic hizo vibrar un texto de una potencia abrumadora, el Titànic como metáfora de un mundo que zozobra.