_
_
_
_
Seleccione:
EL PAÍS
_
La refugiada afgana Massouda K, en su casa de Viladecans (Barcelona).
Vidas Nuevas, un proyecto de Acnur

Cuando a un refugiado no le basta con ser un alumno brillante

La mitad de los 14,8 millones de desplazados forzosos en edad escolar no recibe educación formal a pesar de ser clave para su integración. A ello se unen particularidades como el país de acogida, si hablan su idioma, si están solos o en familia, su género o si tienen algún tipo de formación. Elena, Jorge y Massouda, que llegaron a España hace dos años, son ejemplos de esa integración y de esas dificultades

El sudanés Basir (nombre figurado), que ha solicitado asilo en España desde la Embajada de Rabat, el pasado 19 en una ciudad marroquí que no se revela por motivos de seguridad. Sostiene una carta que ha enviado a Pedro Sánchez.
UN AÑO DE LA TRAGEDIA DE MELILLA

Dos historias de la tragedia de Melilla a un lado y otro de la frontera: “Si creyese que España nunca me va a dar asilo, volvería a saltar la valla”

Basir, el refugiado sudanés que ha solicitado protección internacional en España desde la Embajada en Rabat, dirige una carta abierta al presidente del Gobierno para que se agilice su caso. Outhman, ya con estatus de refugiado y en Málaga, recuerda la tragedia: “Mi mejor amigo murió aplastado”

_

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada
Apúntate
_