Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miquel Navarro dice que la escultura pública "necesita oficio" para resistir

El escultor valenciano Miquel Navarro se encuentra en Bilbao por un doble motivo: supervisar la instalación de su obra Casco urbano en el parque de Amézola e impartir un curso en el centro Bilbaoarte sobre el uso de metales en escultura. En las dos actividades quiere demostrar que las esculturas públicas "son para toda la vida". A Navarro no le importa que el público toque o pinte sobre su obra. "Las esculturas de los espacios públicos necesitan oficio para resistir, no sólo la idea", afirmó.