Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVAM desmontará la sala de Miquel Navarro pero mantendrá su nombre

El director del museo negociará con el artista la exposición de su obra donada

"No está mal", dice el escultor sobre el acuerdo

El director del IVAM, José Miguel G. Cortés, y la consejera de Cultura, María José Català, con el resto de miembros del consejo rector.
El director del IVAM, José Miguel G. Cortés, y la consejera de Cultura, María José Català, con el resto de miembros del consejo rector.

Costó mucho, pero al final hubo acuerdo, si bien quedan flecos que resolver en una futura negociación. El consejo rector del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) acordó este jueves retirar a partir del 1 de diciembre la sala permanente dedicada al escultor valenciano Miquel Navarro de la galería 1, la más vistosa del museo, para montar la primera exposición temporal de la etapa del nuevo director del museo, José Miguel G. Cortés. La sala seguirá llevando el nombre del escultor valenciano y en esta muestra, titulada En tránsito, se expondrá obra del artista de Mislata, así como de otros artistas representados en la colección del IVAM.

Este es el primer punto del escueto comunicado, que emitió el consejo rector tras más de tres horas de intensa reunión en la que se pusieron de manifiesto las diferencias, pero también la voluntad negociadora. Una de las cuestiones sobre las que había un amplio consenso era la de disponer de la mejor sala del museo para exposiciones temporales.  

El propósito de la reunión era buscar una salida a la polémica generada a raíz de la decisión de Cortés de cerrar en diciembre la sala permanente de Navarro, abierta desde septiembre de 2013 por la anterior directora del IVAM, Consuelo Ciscar, sin que se hubiese ampliado el museo como consta en el contrato de compra y donación entre el instituto y el artista. Navarro dijo sentirse humillado por esta determinación y amenazó con retirar sus obras. La intervención de la consejera de Cultura, María José Català, para tratar el asunto en un consejo rector ha sido interpretad como una injerencia política sobre el funcionamiento autónomo del museo.

El segundo punto del acuerdo dice: “Oída la propuesta del artista, y mientras dure la exposición temporal a la que se refiere el apartado anterior, se negociarán los términos de exposición de su obra”. Se abre así un plazo de unos seis meses para llegar a un acuerdo. En este sentido, el punto tercero del acuerdo comisiona a Cortés “para que lleve a cabo la negociación con el artista”.

“Está bien. No me parece mal. Y no quiero más protagonismo. Vamos a ver cómo va la negociación”, manifestó por teléfono el escultor a este diario tras la reunión del consejo convocada por la consejera de Cultura, que no quiso hacer declaraciones. Tampoco el director del IVAM, aunque no parecía contrariado por el acuerdo.

La reunión estuvo precedida por una concentración de unas 25 personas en apoyo de la autonomía del IVAM. La asamblea de los trabajadores del museo también defendió la independencia del director y la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España expresó su preocupación “por la intromisión del consejo rector del IVAM al participar en decisiones de programación tomadas por el recientemente nombrado director del museo, José Miguel García Cortés".  El miércoles, se pronunciaron en el mismo sentido los artistas visuales y los críticos de arte valencianos, siempre en la idea de defender la autonomía de gestión del primer director del IVAM elegido por concurso.

Más información