Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miquel Navarro recorre en el IVAM 40 años de su trayectoria en la retrospectiva más completa

El escultor valenciano se convierte en el artista más representando en los fondos del museo

Desde sus primeras pinturas de 1964 hasta sus últimas acuarelas de 2004, hay todo un mundo personal y sensible poblado por las esculturas que le han procurado una notable proyección internacional. En definitiva, 40 años de trayectoria artística recorre la retrospectiva más completa que se ha dedicado al escultor Miquel Navarro (Mislata, 1945) y que ayer se inauguró en el IVAM. No en vano, Navarro se ha convertido en el artista más representado en la colección del museo, tras su donación de 518 piezas que forman la columna vertebral de la exposición.

La obra de Navarro "permanecerá dentro de dos o tres siglos", vaticinó el primer director del IVAM, Tomás Llorens, en la presentación de la retrospectiva compuesta por unas 300 piezas que se podrán ver juntas hasta el 26 de febrero.

"Me falta perspectiva para valorar", comentó sobre su obra el escultor medio en broma y un tanto apurado, aunque agradeció las palabras de Llorens en una día de reconocimientos y reivindicaciones tanto de la importancia artística de la obra de Navarro como de su "generosidad" por la donación realizada hace unos meses.

El escultor indicó que está más acostumbrado a ver cómo reacciona la gente ante su obra pública, la que se expone en la calle, que ante su producción más íntima, la de interior. "Sé que a lo niños les gusta y a los mayores que tienen algo de niños, también, y bueno, también a otros mayores", añadió. Navarro destacó la labor "modélica" del IVAM, que ofrece calidad.

El cuerpo humano y la ciudad son los dos ejes sobre los que gira la creación de Navarro, como se puede comprobar en la muestra. El recorrido expositivo arranca con una gran ciudad de aluminio en el exterior de la sala y concluye con otra espectacular instalación urbana de hierro colado, cuyos perfiles son resaltados por la iluminación.

Un montaje atractivo que repasa todas las constantes artísticas del escultor: la ciudad, la luna, el agua, el falo, los insectos... Predomina la escultura, trabajada en diversos materiales, pero también se incluyen pinturas, dibujos, acuarelas, ilustraciones, collages...

La directora del IVAM, Consuelo Ciscar, que también es comisaria, resaltó que la muestra "exhibe material inédito" y explicó que está estructurada siguiendo cuadros temáticos del artista: el cuerpo humano y su relación con la arquitectura, el deseo como motor de la creatividad, la fascinación por la luna o la construcción de la ciudad. El catálogo reúne artículos de Ciscar, Llorens y Calvo Serraller y una entrevista de Rafael Sierra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 2005