Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vídeo

El maquinista admite su “despiste”

El maquinista del tren siniestrado en Santiago, Francisco José Garzón, quedó ayer en libertad con cargos tras testificar durante dos horas ante el juez que instruye la causa por el accidente ferroviario más grave de las últimas cuatro décadas y en el que murieron 79 personas el pasado miércoles. Deberá comparecer semanalmente en el juzgado y devolver la licencia durante seis meses. También se le ha retirado el pasaporte por igual plazo

El maquinista esquiva a la policía

Los dos máximos directivos ferroviarios de España señalaron ayer al maquinista Francisco José Garzón Amo como principal responsable en la tragedia del tren de Santiago, que ha causado la muerte de al menos 78 viajeros. El propio Garzón reconoció tras el siniestro que conducía a 190 kilómetros por hora el tren cuando descarriló. El maquinista se negó ayer a declarar ante la policía

El maquinista se niega a declarar

La policía acusa de imprudencia al conductor, con 30 años en Renfe, 10 de experiencia como conductor y uno en esa línea. Está ingresado en el hospital bajo custodia. Adif dice que el maquinista tenía que haber frenado cuatro kilómetros antes. El presidente de Renfe precisa que había pasado 60 veces por la curva donde se produjo el accidente y que tenía un conocimiento "exhaustivo" de la línea. El funeral por las víctimas será el lunes a las siete en la catedral de Santiago