Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo defiende que la respuesta de emergencias fue “inmediata”

Bomberos consultados afirman que no se difundió cuál era el nivel de alerta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el operativo de emergencias que coordinó su gobierno desde el primer momento del accidente ferroviario de Angrois se desplegó de forma “inmediata”. Los expertos que han analizado el informe confidencial con los partes oficiales del servicio de emergencias 112 de la Xunta consideran, por contra, que las autoridades tardaron demasiado —dos horas— en decretar el estado de alerta 2, requerido para un siniestro de la magnitud del ocurrido el pasado día 24 en Santiago de Compostela. Esos partes, publicados ayer por EL PAÍS, revelan además que dos helicópteros movilizados no llegaron a despegar, uno porque estaba averiado y el otro por la niebla que había, además de otras situaciones que revelaban una clara descoordinación.

En una entrevista en Onda Cero, sin ser preguntado directamente por la información de este periódico, Feijóo incidió en que tras el descarrilamiento del Alvia Madrid-Ferrol Galicia envió un “mensaje de buen hacer, solidaridad y rigor en el operativo” que auxilió a las víctimas y que el servicio de emergencias que depende de su vicepresidencia tuvo una “respuesta inmediata”.

El Puesto de Mando Avanzado tardó una hora y 46 minutos en instalarse

A ese respecto, fuentes consultadas por este periódico entre diferentes parques de bomberos de la provincia de Coruña [en Galicia hay una mezcla de parques públicos y parques privados] insisten en que, previo a la declaración del nivel 2 de alerta (que no viene indicada como tal en el parte oficial del 112), nadie llegó a tener conocimiento de cuál era el nivel de alerta en el que se estaba operando durante los primeros minutos tras el accidente.

Los expertos que han consultado el parte de llamadas al 112, denominado Informe de intervención, observaron que el camión del Puesto de Mando Avanzado (PMA) tardó una hora y 46 minutos en llegar al lugar del accidente. Hubo serias dificultades para trasladar grupos electrógenos (algunos bomberos confesaron a este periódico que tuvieron que emplear linternas en un primer momento) y mucha descoordinación con el traslado de las ambulancias. Tampoco se movilizó a la Guardia Civil para que ordenara el tráfico en las entradas a Santiago.

Sobre las acusaciones contra el maquinista, Francisco José Garzón Amo, Feijóo abogó por que se deje trabajar a los encargados de la investigación y “no se especule” con las causas de lo ocurrido. El presidente de la Xunta aseguró además que desde el siniestro no ha disminuido el número de peregrinos que visitan Santiago, un dato que según él demuestra que los turistas “saben distinguir” y que no hay dudas sobre la “seguridad” de los medios de transporte en la comunidad. El dirigente popular insistió en insinuar que hay “intereses empresariales” extranjeros por dañar la imagen de la alta velocidad en España, en alusión a los concursos públicos millonarios para adjudicar la ejecución de estas infraestructuras en países como Brasil. “Aún no tenemos alta velocidad en Galicia”, añadió Feijóo. “Aquí conviven tramos convencionales y de alta velocidad que no funcionan como tales”, dijo.

La vía 1 se reabre hoy

Los operarios desplazados a las vías de Angrois retiraron en la madrugada del domingo la locomotora del Alvia que aún permanecía en el lugar del accidente. Ayer prosiguieron los trabajos para acondicionar la vía 1, en la que descarriló el tren, con el objetivo de normalizar el tráfico ferroviario en la zona de acceso a la estación de Santiago cuanto antes.

Fuentes de Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) confirmaron a Europa Press que su previsión es que hoy por la mañana se pueda reestablecer la circulación en la vía 1, ya que las otras dos funcionan desde el pasado viernes. Antes será preciso reparar la catenaria, unas labores que no han podido comenzar hasta que no se han retirado los restos más pesados del convoy accidentado.

Las piezas del tren siniestrado se están depositando en una nave en A Escravitude, en el municipio coruñés de Padrón, donde se encuentran custodiadas por la policía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información