Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los maquinistas creen que el juez da la razón a sus críticas

“Siempre dijimos que tenía que haber más seguridad en esa curva", aseguran desde el sindicato

“Detrás de todo accidente hay más de una causa, y ahora parece que se confirma”. El auto del juez Luis Aláez, en el que apunta responsabilidades de Adif en la tragedia que acabó con la vida de 79 personas al descarrilar el Alvia que estaba a punto de llegar a la estación de Santiago de Compostela, confirma la creencia que siempre ha mantenido el secretario general del Sindicato de Maquinistas Ferroviarios (Semaf), Juan José García Fraile.

“Mantenemos la idea de hay que esperar a terminar las investigaciones, las oficiales y las independientes, pero también hemos dicho en todo momento que si todo el trazado estuviese automatizado, no hubiese ocurrido el accidente, pero como operaba bajo el sistema ASFA digital, no se pudo paliar el presunto error humano”, añade el dirigente ferroviario. “Siempre dijimos que tenía que haber más sistemas de seguridad en esa curva [la de Angrois, en la que se produjo el descarrilamiento], que no podía estar todo en manos de una persona”, asegura Ángel Rodríguez, secretario de Organización de UGT-Renfe, que critica que, “después de lo que pasó, ponen remedio. No hay que esperar a que sucedan las cosas para resolver los problemas”.

Alivio para Garzón

García Fraile espera que la decisión judicial “y todo lo que está saliendo sobre deficiencias en la seguridad” contribuya a tranquilizar el ánimo de Francisco Garzón, el maquinista del tren siniestrado, “al que muchos habían señalado con el dedo sin esperar a que fuese imputado”, critica. Sin embargo, Ángel Rodríguez, amigo personal de Garzón, lo duda: “Sabiendo como es, esto no se lo quita nadie. Si ya se pasa mal cuando se te pone delante alguien en la vía, esto no se supera”.

Adif considera, por su parte, que “no es algo que se salga de lo excepcional, y entra dentro de lo habitual” la decisión del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de tomar declaración en calidad de imputados a los responsables de la seguridad la línea ferroviaria entre Ourense y Santiago el 24 de julio, día del accidente. Fuentes del gestor de la red ferroviaria han indicado a Europa Press su disposición a “acatar las decisiones judiciales y colaborar con el juez” que investiga el accidente. Asimismo, subrayaron el hecho de que la medida de tomar declaración en calidad de imputados a los responsables de la seguridad de la línea no supone acusación alguna contra ellos ni contra la empresa.

Más información