El SOS de las princesas prisioneras

La paciencia de la madre se agotó y ha decidido hacer público su caso El rey Abdalá mantiene a las cuatro hijas que tuvo con su segunda mujer aisladas y recluidas en un palacio de Yeddah desde 2001 “Me pidió que volviera con él y me negué. Nunca pensé que castigaría a mis hijas por mi causa”, declaraba a EL PAÍS Por extraño que resulte, no es un asunto aislado en Arabia Saudí.