Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arabia Saudí elige Madrid para un "encuentro de religiones y culturas"

Convocados esta semana pensadores de las principales confesiones del mundo

Madrid será esta semana el escenario de la Conferencia Internacional para el Diálogo anunciada por el rey de Arabia Saudí, Abdalá Bin Abdulaziz Al-Saud, en la Conferencia Islámica Internacional para el Diálogo celebrada a finales de mayo pasado en La Meca, la cuna del islam. A la convocatoria se ha unido la Liga Mundial Islámica.

"Hay fenómenos que desconsuelan a la gente sensata de todas las religiones"

MÁS INFORMACIÓN

Entre los convocados figuran algunos de los grandes especialistas del diálogo entre religiones y entre civilizaciones, además de destacadas jerarquías de las tres grandes religiones abrahámicas monoteístas (judaísmo, cristianismo e islam) y de otras muchas creencias. En la lista de invitados, casi 200, distribuida por la Embajada de Arabia Saudí en Madrid, figuran cardenales católicos, obispos evangélicos, patriarcas de las iglesias ortodoxas, rabinos judíos, lamas budistas de varios países, incluido China, y, sobre todo, dirigentes del mundo musulmán en sus diferentes manifestaciones.

Las sesiones de la conferencia y las diferentes mesas de diálogo se desarrollarán los días 16, 17 y 18 próximos. Los discursos de apertura, en el palacio del Pardo, correrán a cargo de los reyes de España y de Arabia Saudí y del secretario general de la Liga del Mundo Islámico (LMI), Abdullah Ibn Abdul Mohsin Al-Turki. También participa Jorge Sampaio, ex presidente de la República de Portugal y desde 2007 Alto Representante de la ONU para la Alianza de Civilizaciones.

El llamamiento del rey Abdalá convierte a Madrid por unos días en la capital del diálogo y del pluralismo religioso. España ya fue en el pasado lejano, durante muchos siglos, escenario de esa convivencia y entendimiento en paz de las tres religiones monoteístas, que ahora vuelven a encontrarse de manera formal en un diálogo entre líderes religiosos y pensadores laicos. Según reconoció el Vaticano en enero pasado, el islam es, con unos 1.500 millones de fieles, la religión más grande del mundo, seguida del catolicismo.

El Vaticano, centro del catolicismo (la segunda de las grandes confesiones, con más de mil millones de bautizados), estará representado en Madrid, de manera oficial, por uno de los ministros del papa Benedicto XVI, el cardenal francés Jean-Luis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Será uno de los dos oradores en la clausura de la conferencia, junto al secretario general de la Liga del Mundo Islámico. Se da por seguro que el encuentro de Madrid emitirá un comunicado final, que los organizadores entregarán para su lectura al secretario ayudante de asuntos de Mezquitas y Predicación de la LMI, Abdurrahman Ibn Abdullah Al-Zaid.

"Los profetas son hermanos, con diferentes madres pero una sola religión", proclamó el rey Abdalá en La Meca. No es una idea original, pero destaca en boca de un líder musulmán. Las tres grandes confesiones monoteístas nacen de la misma fuente y comparten a Adán, Noé, Abrahán, Moisés y Salomón, entre otros muchos personajes de la Biblia. De ahí sus coincidencias y, sobre todo, sus rivalidades, tan dañinas tantas veces para la humanidad.

Uno de los invitados a la conferencia de Madrid es el teólogo suizo Hans Küng, que acuñó hace una década una idea que finalmente ha sido asumida por todas las confesiones: el diálogo interreligioso como base para iniciar los procesos que conlleven a la paz mundial. El lema de Küng es: "No habrá paz mundial sin paz entre las religiones, no habrá paz entre las religiones sin diálogo entre las religiones".

En La Meca, el rey de Arabia Saudí adelantó ya algunos de los ejes sobre los que girará el diálogo de las religiones en Madrid, en tres jornadas con varias decenas de mesas redondas y encuentros. Dijo: "El mundo conoce hoy fenómenos que desconsuelan a la gente sensata de todas las religiones en más de un aspecto. La humanidad padece la desintegración de la familia, la decadencia moral, la contaminación del medioambiente, guerras que han conmovido el corazón de los intelectuales y constituyen una fuerte preocupación en la búsqueda de soluciones para salvar a la humanidad de sus dolencias. Todos esperan de los líderes y seguidores de las diferentes religiones y culturas soluciones adecuadas para salvar a la humanidad de los peligros que comprometen su futuro".

Hoy lunes, a las 12 horas, ha sido convocado un encuentro con periodistas para presentar "los objetivos, participantes y características" de una conferencia que "busca convertirse en un referente en el mundo en materia de religión y convivencia entre civilizaciones", dice el comunicado de la convocatoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 2008