Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey de Arabia Saudí, hospitalizado por una neumonía

Abdalá bin Abdelaziz, de 90 años de edad, ha sido intubado por problemas respiratorios

El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz, en una imagen de archivo.
El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz, en una imagen de archivo. EFE

El rey de Arabia Saudí, Abdalá ben Abdelaziz, de 90 años, ha sido intubado de manera temporal tras detectársele una neumonía que le dificulta la respiración y por la que permanece ingresado, informó la Casa Real saudí en un comunicado.

"Tras someterlo a las pruebas médicas pertinentes (...) se detectó una neumonía, lo que hizo necesario la colocación temporal de un tubo de asistencia respiratoria", según la nota oficial, difundida por la agencia saudí SPA. El texto precisa que la "medida fue coronada con éxito", pero no aclara cuánto tiempo durará la intubación. El monarca saudí fue ingresado el pasado 31 de diciembre para someterse a unas pruebas médicas, según declaró entonces la Casa Real.

El texto difundido este viernes insiste en que la información sobre la salud del jefe de Estado ha sido publicada en "favor de la transparencia en todas las cuestiones relacionadas con los asuntos públicos".

La hospitalización del monarca -ingresado en la Ciudad Médica del Rey Abdelaziz, de la Guardia Nacional de Riad- ha vuelto a desatar en el reino los rumores sobre su sucesión.

El primero en la línea sucesoria de Arabia Saudí es Salman bin Abdelaziz, príncipe heredero desde junio de 2012 y que ocupa los cargos de viceprimer ministro y titular de Defensa. Nacido en 1935, es hermano del rey Fahd, fallecido en 2005, y hermanastro del actual monarca.

El segundo lugar en la línea de sucesión lo ocupa Moqren bin Abdelaziz al Saud. Nacido en Riad en septiembre de 1945, es viceprimer ministro desde el 1 febrero de 2013 y segundo príncipe heredero desde marzo de 2014.

El rey Abdalá nació en 1924 y accedió al trono el 1 de agosto de 2005, tras el fallecimiento de su hermano y predecesor, el rey Fahd. En 2011 y 2012, el monarca se sometió a dos intervenciones quirúrgicas para corregir problemas de espalda, en el mismo hospital de Riad en el que está ahora ingresado. En noviembre de 2010, fue operado con éxito de una hernia discal y de un coágulo causado por ella en un centro sanitario de Nueva York.

Más información