Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El truco para pelar los ajos sin tocarlos que triunfa en YouTube

Las experiencias que han compartido los usuarios de la plataforma abren la puerta a una nueva dimensión de eficiencia en la cocina... ¿o no?

Si pensamos en ingredientes claves en gran parte de los platos de la dieta mediterránea, no podemos olvidarnos del ajo. Su sabor y aroma dan ese toque indispensable a recetas tan típicas como las de un refrescante gazpacho o un delicioso y saludable sofrito. Pero el ajo, como contó la experta en nutrición clínica Ángela Quintas a BUENAVIDA, tiene un compuesto azufrado, llamado alicina, que es responsable de su sabor y aroma tan característicos.

Si bien el toque que le da es delicioso a la hora de cocinar, el olor que desprende esa molécula impregna tanto nuestras manos al pelarlo y al cortarlo como en el aliento cuando lo comemos. Igual que existen trucos a la hora de cocinar el ajo que reducen la halitosis, el perfume que deja en nuestras manos también tiene remedio.

En eso consiste una tendencia llamada #GarlicGate, bajo la que distintos usuarios de la plataforma comparten sus peculiares maneras de pelar los ajos sin tocarlos o a una velocidad increíble. Las más habituales: arrancar cada diente con un cuchillo, y la de aplastarlos y menearlos en dos boles hasta que se queden sin piel.

Parecen técnicas sencillas, pero es posible que no lo sean tanto y que al final acabemos optando por aferrar el alimento con las manos y mancillar nuestro cuerpo con las gratificantes máculas de la cocina. Así lo explica Adam Ragusea, un youtuber cuyo canal está dedicado a la cocina en casa, en un vídeo en el que prueba las cinco formas que se han hecho más virales. Su veredicto: la mejor es la clásica de aplastar la cabeza del ajo con la mano e ir sacando diente por diente.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información